Siguenos:

Ambulantaje por el Centro Tapatío

Publicado en Ciudad Centro

Vendedores ambulantes, comerciantes de calle, vendedores ilegales, o la etiqueta que usted prefiera usar de la larga lista que se han y se les ha adjudicado a través de los años para nombrarlos.

 

 

Con ellos encuentras de todo, lentes, discos compactos, linternas, bolsas, comida de todos tipos y sabores, hasta objetos menos identificados que una nave extraterrestre.

 

Muchos de los vendedores seguramente ganarían el concurso de más palabras por minuto y el mejor ingenio para transformar una cualidad del producto en una maravilla inexistente.

 

Y el Centro Histórico de Guadalajara los conoce bastante bien. Desde Avenida Alcalde a Ocampo y de Juárez a Hidalgo, pasando por las calles Pedro Moreno, las calles Morelos, entre Ocampo y Donato Guerra, y Colón, entre Juárez y López Cotilla.

 

 

Hay alrededor de 120 vendedores ambulantes, al menos los que están a cargo del presidente de la Asociación de Comerciantes Ambulantes de Guadalajara, Marco Antonio Santos Amador, y aproximadamente otras seis agrupaciones que se reparten en la zona centro de la ciudad.

Aunque la regidora del PAN, Maribel Alfeirán, dice que son más de tres mil, no hay todavía un censo que nos diga a ciencia cierta el número de vendedores que se instalan en las calles del Centro de Guadalajara, al menos el jefe de la Unidad Departamental de Inspección y Vigilancia de Comercios en Espacios Abiertos del Ayuntamiento de Guadalajara, Javier Rubio, lo desconoce.

Este último explicó que están trabajando para retirar a los comerciantes informales. Trabajan en dos fases, la primera es tener a un grupo de inspectores rondando la zona los 7 días de la semana, y la segunda, dar opciones a los vendedores ambulantes para que busquen otro lugar en el cual ofrecer su mercancía, claro, siempre y cuando no estén en el Centro de la Perla de Occidente.

 

 

Por: Brenda Galindo

 

Made by
Ad
view