Siguenos:

Donde no pasó el tiempo

Publicado en Come Centro

Madoka, desde 1959. Entre todos los espectaculares de Guadalajara, sus tiendas contemporáneas y todo este tema moderno que la ha invadido, existe un pequeño café llamado Madoka, el cual no parece que haya sido afectado por el tiempo.

 

 

  

Es un lugar bastante tranquilo, en el cual puedes disfrutar desde un buen café, hasta un rico platillo mexicano, pues su menú es muy extenso , y así como es de extenso, también es muy bueno.

El piso, los muebles y su decoración en general son como de los 60, 70, pero lo mejor es que no está así a propósito, siempre ha sido así, siempre ha conservado su estilo a lo Madoka.

 

 

 

La mayoría de personas que puedes ver en este lugar son adultos mayores, y personalmente creo que es bastante relajante verlos, pues siempre están jugando damas, ajedrez o baraja, te reflejan un estilo relajante de envejecer.

Para mí es algo bonito encontrar este tipo de lugares, porque entre tantos cambios y décadas que ha vivido la ciudad,  queda un pedacito escondido para recordar como era antes.

 

Por: Diana Virgen

Made by
Ad
view