Siguenos:

Museos-Galerías
Volver

Museo de Arqueología

Zaragoza #224, entre Reforma y San Felipe

Facebook

 

Este espacio era ocupado por el convento de las monjas agustinas de Santa Mónica, de allí que se le conozca también como el “Alcázar de Santa Mónica”. Se fundó en 1719, y quedó vacío en 1859 debido a la Guerra de Reforma.

Es entonces cuando el impresor tapatío D. Dionisio Rodríguez, adquirió este recinto en 1868 y prestó las instalaciones para que fueran ocupadas por el Seminario de Guadalajara. Con la rectoría de Agustín de la Rosa, los seminaristas se trasladaron al Ex convento de Santa Mónica para continuar con sus estudios. Sin embargo, debido a fallas estructurales la nave comenzó a sufrir derrumbes, por lo que en 1890 las autoridades del Seminario decidieron iniciar el derrumbe del edificio para construir otro nuevo. Fue el Ing. Antonio Arroniz el encargado de realizar el proyecto de construcción.

La edificación nace en pleno Porfiriato, de allí las condiciones estéticas arquitectónicas. Fue hasta 1902 cuando se dio por terminada la obra, teniendo como conclusión un espacio ecléctico, que juega con el art nouveau y elementos moriscos. Su patio consolida un estilo renacentista, a semejanza de patios milaneses en la península itálica, consolidado con cantera gris de Zapotlanejo. Es característico el color intenso de los ladrillos, que a similares al  tezontle, pintan de colorado las paredes.

El Seminario pronto se despidió de este su fugaz hogar, ya que en 1914 las tropas del ejército constitucionalista tomaron el edificio, convirtiéndolo en cuartel militar. Hasta hace pocos años era conocido como la XV Zona Militar, hoy este edificio resguarda al Museo de Arqueología de Jalisco.

Zaragoza #224, entre Reforma y San Felipe

Facebook

 


Made by
Ad
view